La importancia de la actividad física durante el embarazo La importancia de la actividad física durante el embarazo

 

Se ha comprobado que realizar ejercicios durante el embarazo, sin modificar negativamente los resultados del proceso gestacional, juega un rol importante en la prevención de la ganancia excesiva de peso, incluso, en aquellas mujeres con obesidad previa.

Además, previene diversas complicaciones que pueden estar relacionadas con los niveles tensión arterial, problemas musculares y cambios en los niveles de azúcar.

 

¿Qué beneficios trae el ejercicio durante el embarazo?
    

  • Evita la preeclampsia (Presión arterial alta y posibles daños en hígado y riñones).
  • Evita la diabetes gestacional. 
  • Ayuda a tener una adecuada tonificación muscular.
  • Buen control postural.
  • Previene dolores de espalda.
  • Mejora la adaptación al incremento del peso y al cambio de su centro de gravedad.
  • Fortalecimiento del suelo pélvico.

 

Recomendaciones 

  • Si eres una mujer sana, pero no realizas mucha actividad física, dedica por lo menos 150 minutos, 2 horas y media, por semana de forma regular, de 3 a 5 veces/sem, a una intensidad entre 140 y 150 latidos por minuto, en sesiones de 30 mins. diarios. 
  • Si ya realizas actividad física, puedes seguir haciéndolo, siempre y cuando estés en buen estado de salud. Consulta con el médico sobre tu grado de actividad a lo largo del embarazo. 
  • Realiza ejercicios en el agua para aliviar el dolor de espalda que aparece al avanzar la edad gestacional. 
  • Evita ejercicios en posición supina, boca arriba, después del 1º trimestre, el retorno venoso disminuye, y realiza cambios frecuentes de posturas. 

 

  • No realices actividades en las que pueda caerte o lastimarte, como equitación, esquí, voleibol, fútbol o basquetbol.
  • Evita ejercicios a altas temperaturas. 
  • Evita participar en competiciones.

 

Ejercicio en el embarazo

 

  • Evita deportes de contacto por el riesgo de trauma abdominal.
  • Evita realizar contracciones isométricas.
  • Evita actividades anaeróbicas (ejercicios que requieren gran intensidad física).
  • Comienza por ejercicios que no soporten peso (bicicleta, natación).
  • Mantén la hidratación durante el ejercicio.
  • Evita permanecer en pies y sin moverte durante largos periodos de tiempo.

Recuerda que en NUEVA EPS, en tu IPS Primaria, tienes acceso al Programa de Control de la Gestante y su Familia, en el cual recibes valoraciones relacionadas con tu nutrición, estado físico y aspectos relacionados con tu salud.

 

Compartir en:

Solidez

solidez
Nuestro grupo de accionistas respalda nuestro trabajo.

Protección

Protección
Más de 100 millones de atenciones en salud en un año.

Cobertura

Estamos en 1.117 de los 1.125 municipios del país.

Respaldo

Respaldo
Las mejores instituciones de salud a tu servicio.